Colección
de Asia Oriental

Scroll

Nuestra colección de Asia Oriental se compone principalmente de las distintas escuelas filosóficas del budismo Mahāyāna,, que tuvo una gran influencia en las civilizaciones de Asia Oriental, como China, Japón, Corea y Vietnam.

Intrínsecamente ligado a culturas y filosofías autóctonas como el Confucionismo, el Taoísmo y las religiones populares, el budismo de Asia Oriental es una tradición única y compleja que hace hincapié en el estudio y la traducción de los sutras budistas, así como en la interpretación de textos budistas.

SENTIDO

DE LUGAR

China—una de las civilizaciones más antiguas del mundo—ocupa la mayor parte de la masa terrestre de Asia Oriental y ha sido admirada durante mucho tiempo como fuente de sabiduría. Históricamente, las sociedades de Asia Oriental han estado bajo la influencia de la tradición sinitica, que a menudo ha sido considerada por sus vecinos de la región como un modelo de inspiración política, cultural y religiosa.

El budismo se transmitió primero a China durante el siglo I de nuestra era desde Asia Central a través de la histórica Ruta de la Seda, y luego al resto de los países de Asia Oriental. En China, el budismo sobrevivió a periodos de apoyo institucional y represión y se considera una de las «Tres Enseñanzas» junto a las religiones autóctonas del confucianismo y el Daoísmo. Las diversas formas de budismo de Asia Oriental reflejan las distintas tradiciones locales y pueden remontarse a las tradiciones budistas chinas. La Biblioteca del legado asiático conserva y digitaliza textos budistas de las tradiciones budistas más influyentes de China, Japón, la península de Corea y Vietnam.

TRADICIONES DE
CONOCIMIENTO

El budismo en Asia Oriental—como ocurre con muchas otras religiones del mundo—sufrió numerosas transformaciones a lo largo de su historia y muestra una gran variación en sus expresiones sociales, religiosas y filosóficas.

Las tradiciones budistas más influyentes en Asia Oriental son el Chan (Zen, Sôn, Thiền), la Tierra Pura, el Huayan (Kegon, Hwaŏm, Hoa nghiêm), el Tiantai (Tendai, Ch’ŏnt’ae, Thiên Thai) y el budismo esotérico. Entre éstos, el budismo chan fue el que ocupó el lugar dominante a partir del siglo VI de nuestra era. Estas tradiciones se enfocaron en el estudio de los sutras del Mahayana y dieron forma a interpretaciones innovadoras de las escrituras budistas, o crearon sus propias tradiciones de textos.

Nuestra creciente colección de Asia Oriental incluye escrituras y tratados incluidos en el canon budista chino —la tradición de las escrituras que se venera en toda Asia Oriental—, así como otros escritos y compilaciones budistas autóctonos. 

CULTURA
DE LIBRO

Dado que el ámbito cultural budista incluye un conjunto tan variado de culturas e idiomas, esta rica diversidad se refleja en la amplia gama de textos primarios budistas y producciones autóctonas.

El budismo llegó a China en el siglo I de nuestra era y se introdujeron textos budistas en lenguas indias, que fueron traducidos al chino durante el siglo II. El creciente cuerpo de traducciones budistas alcanzó proporciones significativas hacia finales del siglo V. La abundancia de obras traducidas generó una necesidad urgente de organizar los textos de forma sistemática. Surgieron entonces los catálogos bibliográficos de las escrituras, que condujeron gradualmente a la compilación del canon budista que se encuentra en toda Asia oriental.

The adaptation of woodblock printing technology expediated the production of the Canon during the 10th century and contributed to the further spread of Buddhist texts across East Asia. Since the first printed Buddhist Canon was completed in 983, other versions have been published in China, Japan, and Korea, each with small differences in content and layout. The Chinese Buddhist Canon typically includes the translated Mahayana sutras, early Āgamas, Vinaya, and Abhidharma texts, as well as scriptures from Esoteric Buddhism and texts composed in classical Chinese. 

TRANSFORMACIÓN PERSONAL

Asia Oriental representa más de la mitad de la población budista del mundo. Con el paso del tiempo, el budismo se ha convertido en una fuerza importante en la vida de los habitantes de Asia Oriental, con un énfasis en el cultivo personal y la introspección con la esperanza de obtener la iluminación, una característica ya vivida del budismo.

En el Asia oriental contemporánea, el chan y la tierra pura siguen siendo las formas más destacadas del budismo. La tradición chan ha hecho hincapié tradicionalmente en la iluminación personal como objetivo máximo de la práctica. La meditación es fundamental en la práctica chan, que puede incluir otros métodos de enseñanza como la práctica de koan, que se encuentra sobre todo en la tradición Linji (Rinzai). Los practicantes de la Tierra Pura, sin embargo, creen en la salvación a través del poder redentor del Buda Amitabha. La práctica principal de esta escuela es la recitación del nombre de Amitabha. Al hacerlo, se cree que en el momento de la muerte, el Buda Amitabha conducirá al devoto a la Tierra Pura Occidental, donde finalmente alcanzará la iluminación.